martes, 26 de diciembre de 2017

Cuky y Papá Noel (última receta del año wiiii)

La amistad de Cuky y Papá Noel no siempre fue ideal.
Hubo un tiempo en el que el gordito de la barba frondosa y el chef eran archi-enemigos.
Como el Joker y Batman.
Como Lord Voldemort y  Harry Potter.
Spider-man y el duende verde.
El actor secundario Bob y Bart Simpson.
Dicaprio y el Titanic.
...

Fue en una de las varias expediciones que el chef realizó al Polo Norte donde conoció al querido bonachón de gabardina roja.
Era tarde y el chef se había distanciado del grupo, perdiéndose entre una fuerte ventisca. Cuando ya pensaba que iba a quedar enterrado por toneladas de nieve y que el rabete se le iba a quedar tieso por congelación, divisó una figura a lo lejos, como fuera de la tormenta. Una figura corpulenta pero de aspecto amable que venía a salvarlo.

El chef creyó reconocerlo en seguida, confundiéndolo con el barbudo que le había robado las acciones en Wall Street años antes, cuando Cuky probaba fortuna en la Gran Manzana. (Cierto es que, poco después, lo perdió todo invirtiendo en unas galletitas saladas de marca sueca).
En cuanto salieron de la ventisca, el chef se puso todo digno, rehusó la ayuda, (que ya le había prestado), y se fue en dirección contraria sin dar más explicaciones. ¿Qué se creía el gordete aquel?. Después de robarle todas sus acciones, ahora se hacía el héroe...¡Qué valor!.


El chef le guardó rencor por varios meses, hasta que se adentró de nuevo en otra expedición al  Polo Norte...Donde volvió a perderse de nuevo. En otra ventisca, para variar.
De esa ocasión sólo recuerda tropezarse y ver que todo se desvanecía entre un viento violento cargado de copos finos de nieve que se clavaban como agujas y un frío denso que helaba los huesos.

Cuando despertó, se encontraba en una habitación calentita donde lucía un fuego crepitante que la iluminaba por completo. Se sintió mareado pero pudo adivinar, entre el puñado de rostros que se encontraban colgados de marcos en la pared, el rostro de aquel barbudo que había visto antes. Era ladrón de Wall Street.  Otra vez. Y otra vez le había salvado.


Pronto descubrió que aquel gordachón no era quien pensaba si no un amable viejete entrado en kilos y con alergia a las maquinillas que había dedicado toda su vida a repartir felicidad y regalos por todo el mundo.
El chef, decidió tomarse un año sabático, (como continúan siempre todas sus historias), para dedicarse de lleno a ayudar a aquel hombre que le había salvado ya en dos ocasiones y que había subestimado. Era su manera de agradecérselo.

Fue entonces cuando forjaron una amistad que todavía dura hasta hoy. Todos los 24 de diciembre, el chef espera a Santa Claus con su chocolate calentito y un puñado de galletitas con chocolate.
Ahora, el pinche Poty ansía conocer al barbochín del que tanto habla el chef...  Sin embargo, tendrá que esperar a la Nochebuena del 2018 porque en esta se quedó frito en el sofá esperándole con sus galletitas recién hechas.

(Para 2 jarritas):
~250 ml. de nata para montar
~200 ml. de leche entera
~125 grs. de chocolate con leche de cobertura
~50 grs. de chocolate negro 
~1 pizca de canela
~1 pizca de sal
~4 cucharadas de Bailyes
(Para decorar):
~150 ml. de nata para montar (35,1% materia grasa) 
 ~Azúcar blanco (al gusto)
~Galletas y cacao en polvo (opcional)

~Ponemos la nata y la leche a calentar en un cazo hasta que hierva, y apartamos y añadimos el chorrito de Bailyes, la canela y la sal.

~Cortamos el chocolate en trozos y lo añadimos a la mezcla anterior cuando todavía esté caliente, poco a poco y sin dejar de remover hasta que los trocitos se vayan deshaciendo. Cuando la mezcla esté homogénea, la echamos en las jarritas y preparamos la nata.

~Para montar la nata, es necesario que esté muy fría. La montaremos con unas varillas, cuando comience a coger cuerpo, iremos añadiendo el azúcar poco a poco sin dejar de batir.
Cuando haya espesado por completo, rellenamos una manga pastelera con una boquilla con el dibujo que más nos guste (nosotros escogimos la 2D), decoramos y espolvoreamos por encima cacao en polvo y ponemos unas galletitas =)


Como veis, es una receta rápida, sencilla pero, muy rica. 
El chef la utiliza tanto para ocasiones especiales como para momentos más de andar por casa, en los que te pica el gusanillo del dulce, afuera hace frío, y sólo apetece hacer el vago y mutar y hacer la fotosíntesis en el sofá, (pero sin luz y sin energías).

¿Vosotros habéis sido buenos?, ¿os ha visitado el amigo del chef del Polo Norte?.
Esperamos que sí y, aunque no haya traído regalos materiales, os haya traído mucho cariño y muchos momentos especiales estos días de Navidad.
Pronto volveremos con otra receta navideña, (¡¡La primera del año!!).
Os deseamos que estos últimos días del 2017 los paséis igualmente felices en compañía de los vuestros.
(¡¡Feliz 2018!!)

¡¡Un abrazo de osete navideño!!
Honey Kiss.


martes, 19 de diciembre de 2017

Merienda con Cuky IV: Goyo - "ICake4u"

¡¡Woooowooowoowooo!! (que diría el gran Joaquín Luqui)
Ya estamos aquí, un martes más...Y sí, parece que ha pasado una eternidad...Porque realmente ha pasado. Y lo sentimos. Pero,a veces, ocurren estas cosas. Cuando más tiempo quieres/necesitas, es cuando más cosas te surgen. Y eso es lo que nos ha pasado al chef y a mí.
Queríamos empezar en Diciembre con nuestras recetas navideñas pero no ha podido ser hasta hoy, que tenemos nuestra ya 4ª  "Merienda con Cuky", cuando hemos podido ponernos (valga la redundancia), "manos a la masa"...A la masa de algo muy rico...Un rico bundtcake con sorpresa ;)
Porque la Navidad está llena de sorpresas, de la cara de felicidad de los niños (y de los no tan niños, como servidora, ejem, ejem), de las luces, los buenos deseos, las reuniones con la familia y los seres queridos...Y de atracones, muchos atracones.


Pero, antes de ponernos tibios a atracones, (que ya sabéis que es lo nuestro), vamos a hablar de la Merienda de hoy.
Merienda con mayúsculas porque hoy traemos a un blogger muy especial (como siempre en nuestras meriendas), hoy es un chico que tiene un punto muy dulce, como nos gusta en Cuky's Cookies.
Much@s ya lo conoceréis pues es el artífice detrás del blog "ICake4u". Un blog muy dulce y plagado de cosas ricas hacia las que se te irán los ojos nada más entrar... Y eso le pasó al chef cuando se metió en la cocina de Goyo para decidir qué dulcillo llevarse a casa... Os adelantamos que no fue fácil.

El día que Goyo vino a merendar con nosotros, llovía chuzos de punta y hacía un frío "que escarabaya el pellellu", como decimos aquí en la Tierrina. Pero el chef, que no es muy dado a escoger los mejores momentos, se le ocurrió irse a comprar unas mayas nuevas para Navidad... (no le valían con las 14 que tenía ya en el armario...Siempre le gusta estrenar). Y le pilló el diluvio a medio camino.

I Cake 4 U

Cuando llegó Goyo, el chef aún no estaba en casa sin embargo, el pinche Poty, (que ya apunta maneras), lo tenía todo preparado. El chef llegó poco después, invocando a todos los santos y dejando tras de sí un reguero de agua que tuve que limpiar...Porque no sería el chef que conocemos si no me diese que limpiar...

Para los que aún no conocéis a Goyo, (le conoceréis mucho mejor más abajo, en la entrevista que le hizo el chef), os diremos que es un amante del dulce y las cosas bien hechas, como nosotros, por eso, nos encanta su blog. Además, es un hacha de los ordenadores, (sí...eso que al chef trae de cabeza desde su periplo en World Street...Pero eso, para otro momento).
Goyo nos trajo una sorpresita hecha bundt cake que podéis ver aquí. 
Venid a conocerlo un poco más en esta merienda en familia, al resguardo del frío y con unos ricos dulces con los que nos pusimos tibios ;)


Bundt Cake Corazón Ferrero Rocher y turrón

~300 grs. de harina de trigo común
~175 grs. de azúcar moreno*
~4 huevos L
~170 grs. de mantequilla sin sal (a punto pomada)
~200 grs. de turrón Jijona (el blandito)
~200 ml. de leche entera
~1 cdta. rasa de levadura química (tipo royal)
~12 Bombones de Ferrero Rocher

*Goyo usó 150 grs. de azúcar blanco y 40 ml. de miel

~125 grs. de chocolate con leche de cobertura (Nestlé)
~150 ml. de nata para montar (Central Lechera Asturiana)
~2 cucharadas de Nutella
~Avellanas

~Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo (170º con ventilador), y engrasamos nuestro molde.

~Batimos la mantequilla (a punto pomada, deberá estar blandita), junto con el azúcar hasta que quede una masa esponjosa y homogénea, (al menos 3 minutos). Seguiremos batiendo mientras incorporamos los huevos uno a uno, batiendo entre cada adición.

~A parte, machacamos el turrón con un tenedor y lo añadimos a la mezcla anterior, sin dejar de batir. A continuación, añadimos la leche en hilo, nuevamente sin dejar de batir, a velocidad media/baja. Batiremos un par de minutos más para que la mezcla quede esponjosa.

~Por otro lado, tamizamos los ingredientes secos: harina y levadura y los añadimos a la mezcla de ingredientes húmedos anterior, en dos veces y batiendo con varillas manuales para no añadir más aire a la masa.

~Por último, nosotros decidimos añadir los ferreros cuando ya teníamos la masa en el molde: Vertemos la masa en nuestro molde de bundt engrasado y vamos echando los ferreros dentro, apretando ligeramente para que se hundan en la masa (también machacamos alguno para encontrar trocitos).

~Llevamos al horno y bajamos a 175º. Horneamos durante unos 40-45 minutos (a nosotros nos tardó 45min. pero depende del horno. A partir de 40 podéis pinchar con un palillo para ver si sale limpio y el bundt está listo). Apagamos el horno y dejamos con la puerta entreabierta 5 minutos antes de sacar y dejar enfriar sobre una rejilla otros 10 minutos. Tras los cuales, desmoldaremos con cuidado, dando ligeros golpecitos y meneos para que el bundt no se rompa y salga limpito.

~En un cazo a fuego alto, ponemos la nata hasta que hierva, y apartamos del fuego.

~Añadimos el chocolate en trocitos, poco a poco mientras vamos removiendo para que se disuelva bien. A continuación, añadimos la nutella removiendo hasta que se disuelva y la mezcla sea homogénea. Dejamos enfriar mientras preparamos las avellanas.

~Trituramos o machacamos las avellanas, dejando trocitos irregulares, unos más grandes que otros, (aunque esto va al gusto). 

~Cuando la cobertura haya templado, la vertemos sobre el bundt (ya frío), colocado sobre una rejilla con un plato debajo, para recoger el chocolate que caiga. Con el chocolate que caiga, repetiremos y verteremos por encima. Esperaremos unos minutos hasta que el chocolate enfríe y se estabilice antes de añadir las avellanas espolvoreadas por encima como decoración.

Con cada mordisquito de bundt, os encontraréis una sorpresita de Ferrero crujiente y rica ;)


1. ¡¡Hola Goyo!!, Grufff. Llego un poquito tarde pero...Ya podemos mpezar con la entrevista. Aunque ya te conocemos, cuéntanos un poco más de ti para que te conozcan los dulceros, ¡guau!.
"Hola a todos! Me llamo Goyo y soy el autor de ICAKE4U. Extremeño de nacimiento y Madrileño adoptado. En mi día a día soy informático y en mis ratos libres me dedico al mundo de la repostería y la fotografía culinaria con mi blog de recetas de cocina. 

2. Goyo, cuéntanos mientras disfrutamos de estos bizcochitos, ¿qué te llevó a crear el blog, y qué es lo que más te gusta de tenerlo?.
"Hace unos años estuve haciendo un curso de diseño web y como proyecto de fin de curso se me ocurrió hacer una web a modo de recetario donde poder guardar las recetas que me gusta preparar. Me pasaba muy a menudo que, cuando quería volver a hacer alguna receta nunca la encontraba y no me acordaba! Son muchas las recetas que he perdido por no tenerlas bien apuntadas, así que empecé a escribirlas en ICAKE4U y a sacarlas algunas fotos. Poco a poco me fui enganchando y disfrutando cada vez más de preparar algo nuevo todas las semanas, sacarles fotos bonitas y compartirlas con todo el mundo por mis redes sociales!"

3. ¿Y...qué es lo que te gusta menos, gruff?.
"Un blog de Cocina es un amante muy exigente. Requiere muchas horas de trabajo y dedicación. Así que diría que la falta de tiempo. Me gustaría hacer recetas que tengo en el cajón desde hace tiempo pero que llevan muchas horas y, teniendo que trabajar a la vez, es muydifícil. A veces es estresante el sacar una receta todas las semanas a la vez que atiendes tus responsabilidades."

4. ¡Y que lo digas, guau!. Un blog exige mucho tiempo que solo un buen chef sabe gestionar, gruff. Ahora, cuéntanos, con nuestro segundo trocito de bizcocho... ¿Cuál es tu hobbie favorito favoritísimo, gruf?.
"Jajaja! qué pregunta más difícil! Tengo muchos y son mi pasión. Creo que sería la cocina, aunque no me imagino ahora mismo la repostería sin ir de la mano de la fotografía culinaria. Son mis dos grandes pasiones."

5. El mío sería la cocina y comer, sin duda, ¡¡guau!!. ¿Cuál es tu plato y tu ingrediente favoritos?, sorpréndenos.
"Mi plato principal sería sin duda la Devil food cake que tengo en el blog. Es la mejor receta de tarta de chocolate que he probado en mi vida! Y mi ingrediente favorito son las cerezas, como buen extremeño!!"

6. Ummm.. Buena elección. Uno de mis favoritos también sin duda, guau. Y ahora.. echándole un poco de imaginación... Si pudieses prepararle tu plato estrella a alguien famoso, ¿a quién eligirías?.
"Marilyn Monroe! Adoro a esa mujer."

7. ¿Y cuál sería ese plato estrella que le prepararías?.
"Curiosamente mi plato estrella no es dulce sino salado. Es el pollo a la naranja con anacardos! Cuando tengo una cena importante me gusta prepararlo y usarlo de relleno en una pastela estilo la pastela marroquí."

8. Interesante...gruff.. ¿Y tu bebida favorita cuál es?.
"Dr pepper de Cereza! Aunque no se decir que No a un Crazy Shake de Chocolate como los que sirven en Malvy's Shakes (http://malvysshakes.com/especialidades/)"

9. Umm..No tenía el placer de conocer esos batidos, ya estoy tardando, gruff!!. 
Ahora, cuéntanos, a la hora de cocinar, ¿qué crees que es lo que te caracteriza?.
"Que es mi territorio y no dejo que entre nadie!! Me gusta controlar todo lo que pasa en la cocina para asegurarme de que el plato sale perfecto. Si me vas a ayudar, procura hacerlo como yo diga!!!!!"

10. ¿Qué es lo que más te gusta de Cuky's Cookies?.
"Lo que más me gusta de vuestro blog es que hay recetas para todos los públicos! Con mi falta de tiempo busco constantemente recetas deliciosas que tarde poco en hacer y que pueda preparar con lo que tengo en mi cocina." 

10. Si pudieses ser una canción, serías…
"Alguna de Pablo Alborán... sin duda... soy muy romanticón  ;)

11. ...Y si pudieses ser una película…
"El diario de Noa."

12. ...Y un libro...
"Tengo varios libros favoritos, pero el único protagonista con el que me he identificado es con Manuel del libro "Todo esto te daré" de Dolores Redondo. "

13. ¿Eres tan aventurero como yo y sueñas con viajar a algún lugar, guauu?.
"Siempre he tenido dos destinos que quiero ver una vez en mi vida al menos. Argentina y Japón. Una curiosidad, aprendí a bailar tangos con 15 años para cuando fuese a Argentina."

14. Bailar...es mi asignatura pendiente, grufff. 
Prometo dejarte ya saborear estos bundts. ¿Cuál es tu postre favorito?.
"En serio hay que elegir?!!! Pues es complicado, pero hace unos años me enamoré perdidamente de la Tarta Theo de Le Cordon Bleu y es uno de mis grandes retos. No la he preparado nunca! Tengo la gran suerte de ser amigo personal de Bea de Corazón de Caramelo y su marido. Bea estudió hace un par de años en Le Cordon Bleu y me la preparó!! Casi lloré al comerla!! Si alguien se atreve a prepararla que me la mande!!!!."


Como veis, fue una merienda muuuuy engordante a la par que interesante... A este paso, al chef no le valen ya las mayas de Navidad... Lo veo yendo a comprarse otras T_T

Como ya no nos veremos hasta el martes que viene, os deseamos una feliz Nochebuena, una Feliz Navidad y Felices Fiestas, dulceros =)
Sed muy felices y comed muuuchas perdices (y dulces), pero con moderación ;)

¡¡Abrazo de osete Navideño!!
Honey Kiss.


martes, 28 de noviembre de 2017

Amor por los croissants

A la hora de hablar de masas, el chef y yo lo tenemos claro.  No dudamos en acudir a las recetas del gran Xavier Barriga, que tiene una mano y una magia especial para hacer las masas.
Porque hay algo de mágico en el hecho de preparar masas, ¿no os parece?.
El hecho de crear algo tan bonito, tan esponjoso y tan rico con tus propias manos. Amasarlo, verlo crecer, verlo hornearse...Y ver y probar el resultado. Es lo mejor del mundo.

Las masas son complicadas y requieren su tiempo, su paciencia y su mimo pero, si las hacemos con calma, son muy gratificantes y realmente merece la pena probar este tipo de recetas alguna vez.
A mí las masas me encantan, aunque las hago menos de lo que me gustaría porque, como he mencionado, y como much@s ya sabréis, requieren mucho tiempo, paciencia y mimo, y no siempre tenemos de eso en nuestras cocinas,¿verdad?.
Hay momentos, ocasiones, y circunstancias que nos hacen andar más acelerados, apretados de tiempo y con pocas (o ninguna) ganas de pasar todo el día con una masa.

Sin embargo, yo llevaba tiempo con muchas ganas de volver a hacer una masa. Una de esas que requieren amasado, fermentación y muchas horas de mimo, y encontré mi capricho en unos ricos croissants del libro de Xavier "Bollería".


Se que echaréis de menos alguna de las historias del chef, (lo tengo aquí a mi vera, como de costumbre, tomándose su té con las gafas falsas en los hocicos, para hacerse el interesante), pero la receta es larga y no quiero extenderme mucho.
Sólo os quiero comentar que, si decidís hacer estos croissants, necesitaréis bastante tiempo y seguir los pasos al pie de la letra. Son dos claves para que el resultado sea perfecto.
¡¡Allá vamos!! ^^
*Nota: Los croissants son grandecitos. Si los queréis más pequeños, os dará para el doble aproximadamente (unos 14-15).

~500 grs. de harina de fuerza* 
(Siempre hace falta un poquito más para echar sobre la mesa o por si la masa nos queda un poco pegajosa. Nosotros añadimos en total unos 100 grs. más. Pero es importante que vosotros vayáis viendo y valorando).
~10 grs. de sal
~60 grs. de azúcar
~250 ml. de agua fría
~25 grs. de levadura de panadero prensada (la que viene en cubitos)
~280 grs. de mantequilla sin sal
~1 huevo para pintar por encima los croissants al final

*Primero, comenzaremos con la masa que no lleva hojaldrado (eso lo haremos luego). Consistirá principalmente en mezclar y amasar bien los ingredientes. En cada fase, os intentaré poner algunas notas para explicaros algunas cosillas esenciales de la masa. Son truquis del almendruqui para que nos salgan unos croissants rollizos y ricos =)

~1. En un bol grande, ponemos la harina, la sal, el azúcar y parte del agua. 
***¿Por qué no añadimos todo el agua de golpe?: Porque debemos ir viendo cómo está nuestra masa en cada momento. Hay climas más húmedos, o más calientes, o más secos... Y la masa no siempre necesitará la misma cantidad de agua. En nuestro caso, tuvimos que añadir más agua de la que ponía la receta, pero en teoría, con esa cantidad os bastaría. No obstate, recordad ir añadiendo poco a poco mientras vais amasando.

~2. Amasando todos estos ingredientes, sacamos del bol y espolvoreamos la mesa con harina para proceder al amasado. Es necesario amasar durante bastante tiempo, no sabría deciros cuánto exactamente porque eso también es relativo. La masa tiene que quedar perfecta y no siempre requiere el mismo tiempo. Lo que sí es seguro es el aspecto que debe tener: Debe poder manejarse sin que se nos pegue por completo a los dedos. Tampoco debe estar muy blanda, pero tampoco muy dura. Lo ideal es que quede suave y maleable, pero no pegajosa.

~3. Cuando hayamos acabado de amasar, dejamos en la misma mesa enharinada y la tapamos con un paño dejándola reposar durante 10 minutos.

~4. Pasado este tiempo, es el momento de añadir la levadura: La desmenuzamos sobre nuestra masa y añadimos unas gotas de agua sobre la misma para ayudar a que la levadura se desmenuce bien sobre la masa. A continuación, volveremos a amasar para que la levadura se integre bien.
***No os preocupéis si la masa no coge al principio toda la levadura o si os queda parte en la mesa. Al ir amasando, se irá recogiendo la levadura y la masa irá cogiendo la consistencia adecuada. Lo importante es amasar hasta que nuestra masa vuelva a estar esponjosa, que tenga la levadura integrada y que no se nos pegue. Esta parte de amasado lleva más tiempo que la anterior.

~5. Volvemos a enharinar la mesa para dejar nuestra masa encima, tapada con un trapo, para que repose 15 minutos.

~6. Pasado este tiempo, volvemos a destapar y comprobamos la consistencia de nuestra masa. Aquí comprobaremos si hemos amasado el tiempo suficiente y si nuestra masa está bien para proceder al hojaldrado. Para comprobarlo, cortamos un trocito y estiramos con los dedos. Si se nos rompe con facilidad, le falta amasado. Si es esponjosa y elástica (aunque se rompa, pero que ofrezca cierta resistencia), está perfecta.
***Si veis que se os rompe fácil, hay que seguir amasando un rato. Nosotros tuvimos que hacerlo y amasamos otros 10 minutos. Tras los cuales, volvimos a dejar reposando nuestra masa 15 minutos tapada. Cuando volvimos a comprobar, estaba perfecta para seguir con el hojaldrado.

~1. Con nuestra masa ya esponjosa, espolvoreamos bien la mesa con harina y estiramos con un rodillo hasta dejarla con 1,5-2 cm. de grosor. Ponemos sobre una bandeja, cubrimos con papel film y llevamos a la nevera durante 1 hora.

~2. Sacamos la mantequilla de la nevera,(poco antes de que tengamos que sacar la masa), y la ponemos entre dos papeles de horno para estirar con un rodillo, dejándola rectangular y un poco más fina que nuestra masa. La metemos en la nevera 10 minutos para que vuelva a coger consistencia y ponerse fría. 
***Es importante que tanto la masa como la mantequilla estén bien frías en todo momento para este paso de hojaldrado, de lo contrario, las láminas de hojaldrado no nos saldrán bien y el resultado de los croissants no será el que esperamos. Es un paso muy importante.

~3. Sacamos la masa y la mantequilla. Ahora toca el "plegado". Haremos 3 plegados sencillos. Para los cuales comenzaremos extendiendo la masa sobre una superficie enharinada y poniendo la mantequilla encima. 
Cerramos como si fuera una ventana: Primero, cerramos la parte izquierda, luego la derecha.  Apretamos ligeramente en la unión de ambas.
Damos la vuelta para colocar nuestra masa en horizontal. Una de las reglas que nos explica Xavier es que siempre se comienza "laminando" en horizontal y luego en vertical, y no pueden intercalarse. Y siempre, de la mitad hacia un lado, (o hacia arriba), y luego, de la mitad hacia el otro,(o hacia abajo).


~4. Comenzamos laminando en horizontal: Primero del centro a la izquierda, y luego del centro a la derecha, dejando una lámina rectangular y alargada.

~5. Luego, laminaremos verticalmente: Amasando primero del centro hacia arriba, y luego, del centro hacia abajo.

~6. Con nuestra masa ya extendida, nos imaginamos dividiéndola en tres partes para plegarla: primero por la izquierda, hacia el centro, y luego la parte derecha hacia el centro, sobre las dos capas anteriores (la izquierda y la central). (Vuelta sencilla)
Ponemos sobre una bandeja enharinada, tapamos con un trapo y metemos en la nevera donde reposará 10 minutos.

~7. Sacamos y hacemos el segundo plegado sencillo: Primero, estiramos con el rodillo (laminamos) horizontalmente: del centro a la izquierda, y del centro hacia la derecha.
Luego, laminamos en vertical: Del centro hacia arriba, y del centro hacia abajo.
Dejaremos la masa lisa y rectangular como en el paso anterior y nos imaginaremos de nuevo que la dividimos en tres partes, doblando la izquierda hacia el centro y luego, la derecha sobre las otras dos.
(Segunda vuelta sencilla).
Ponemos otra vez sobre la bandeja enharinada, tapamos con un paño y llevamos de nuevo a la nevera 10 minutos.

~8. Tercer y último plegado sencillo: Sacamos de la nevera y repetimos el paso anterior. Ponemos sobre la bandeja, tapamos y dejamos otros 10 minutos en la nevera.

~1. Sacamos la masa de la nevera, ponemos sobre una superficie enharinada y estiramos con el rodillo, siguiendo las pautas que siempre deberemos seguir con una masa hojaldrada: estirar en la misma dirección: primero horizontal, luego vertical.
Dejaremos una masa más fina, de 1,5 cm. aprox. y rectangular.

~2. Cortamos los croissants: Para ello, cortaremos triángulos iguales y alargados.Si los hacéis grandes, como nosotros, dará para unos 7. Si los preferís pequeños, os dará para el doble. Para ello, podéis dividir la masa en dos partes, por la mitad, y hacer 7 y 7 triángulos.

~3. Ponemos los triángulos sobre una bandeja enharinada, tapamos con un paño y los dejamos en la nevera reposando 10 minutos más.

~4. Sacamos los triángulos y los ponemos sobre una superficie enharinada para darles forma de croissant. Debemos hacer un pequeño corte en la base del triángulo y doblar las dos esquinitas que quedan hacia delante (como veis en el dibujo). Luego, enrrollamos ejerciendo una ligera presión y dejando el piquito hacia abajo (para evitar que el croissant se nos abra al hornearse). Podemos dejar las piquitas estiradas o darles forma hacia dentro.

~5. Una vez que tengamos hechos todos los croissants, los dejaremos sobre una superficie enharinada y los tapamos con un trapo. Lo dejamos reposar (para que fermenten), durante 2 horas.

~6. Transcurrido este tiempo de fermentación, los ponemos sobre una bandeja enharinada, tapamos de nuevo con un trapo y los dejamos en la nevera 30-40 minutos. 
***Este paso es tan importante como la fermentación, sobre todo si en casa tenemos la calefacción puesta o vivimos en un sitio caluroso. Es importante que la masa hojaldrada esté fría antes de llevar al horno pues así quedarán las capas más bonitas y definidas tras el horneado.

~7. Horneado: Precalentamos el horno mientras los croissants están en la nevera, a 175º con calor arriba y abajo, (sin ventilador). 
Antes de llevar al horno, pintaremos los croissants con huevo batido.
Para el horneado, mantenemos esta temperatura. Si la temperatura de nuestro horno es correcta, estos croissants, (con este tamaño), deberían estar hechos a los 22 minutos
***¿Cómo sabremos si están hechos?: Comenzarán a dorarse y aumentarán de tamaño.
Si los croissants son más pequeños, el tiempo de horneado disminuye. Con unos 17 minutos basta.

~8. Dejamos enfriar fuera del horno sobre una rejilla. 


Esperemos que hayáis disfrutado tanto como nosotros con la entrada de hoy porque le hemos dedicado tiempo y cariño, como a estos croissants =) para que todos los que os animéis a hacerlos os resulte más sencillo.
Ya sabéis que si tenéis cualquier duda, podéis consultarnos sin problema ^^

La semana que viene comenzaremos con las recetas navideñas.
¿No estáis entusiasmados? =D

¡¡Feliz semana dulceros!!
¡¡Abrazo de osete hojaldrado!!

Honey Kiss.


martes, 21 de noviembre de 2017

Merienda con Cuky III - Eva - "Eva en pruebas"

Aunque el chef no guste de comentarlo mucho, (raro en él), también tuvo un pasado como espía.
Claro. Tenía que llevarlo en secreto.
Claro. Por eso no lo comenta mucho.
En realidad, su pasado como espía duró "dos telediarios".
Claro. Por eso no lo comenta mucho... también.
Este peludín afable, entrañable y achuchable, de bigotillos largos y peinados, fue espía doble para los rusos y los americanos en la archi-conocida "Guerra Fría". Un matahari perruno al que le sobornaban con dulces.
Y era fácil sobornarle.
Por eso duró dos telediarios. Que bien podía haber sido uno y medio.
Los rusos le pillaron con las "manos en la masa" sacando unas fotos descaquis a los planos de una base ultra-secreta donde guardaban armamento militar y (se dice, se cuenta, se rumorea), también restos de ovnis. 
Como lo leéis.
Fascinante a la par que intrigante.
En ese descuido se acabó la carrera como agente doble del chef. Una época que recuerda con nostalgia y con un brillo especial en la mirada.


Pero, no os preocupéis. El chef sabe hacer de las suyas y, de la misma manera que consigue que yo limpie la cocina después de armar sus experimentos, consiguió que los rusos le dejaran salir impune.
¿Cómo?, os preguntaréis... Bien... Digamos que el chef sabe poner mejor cara de "el gatito de Shrek" que el propio gatito de Shrek.
Eso sí. No puede volver a Rusia.
Una pena porque va a tener que quedarse aquí cuando el niño-grande, Poty y yo, vayamos de vacaciones, (nos morimos por conocer Rusia, ¿habéis estado alguna vez?).


Pero bueno, este no es el tema que nos ocupa.
Por supuesto, este capítulo de la vida del chef daría para varios post. Y desde luego, desgranaremos un poco más este aspecto tan oculto del chef en post posteriores. 
Sin embargo, hoy tenemos una cita especial y cabe mencionarla como se merece antes de comenzar con la receta que os traemos hoy.

Muchos, (que compartís olfato de sabueso como el chef), ya os oleréis de qué va el pastel.
Y habéis acertado.
Hoy tenemos..........................
Chanchanchanchaaaaaan....

Síiiii. Tenemos ¡¡¡Merienda con Cuky!!!!. Wiiiii, wiiii y requete wiiiii, (tengo a mi lado a dos peluditos bailando y saltando de la emoción).
El otro día en la merienda nos lo pasamos como los indios.
Literalmente.
Como "los indios".
Porque, aquí el chef y su compinche Poty, decidieron recibir a nuestra invitada vestidos de indios. ¿Por qué?, diréis... Aay....Inocentes, ¿no conocéis ya al chef?, le mola más montarse sus películas que verlas en la tele. Y el pequeñín sigue sus pasos. Así que, estaban jugando el día de la merienda al mítico "indios y vaqueros" al que todos hemos jugado alguna vez en nuestra niñez cuando, nuestra invitada llegó. Y no, no llegó de improvisto. De hecho, yo ya contaba con ella. Sabía a qué hora vendría y lo tenía todo dispuesto. Pero el chef....El chef es "harina de otro costal" y se "le fue la olla".
Y entre tanto refrán y chascarillo repostero y cocineril, os presentamos a nuestra invitada de hoy en "Merienda con Cuky" 

http://www.evaenpruebas.com/
Muchos ya conoceréis a Eva y su magnífico blog.
Nosotros, tuvimos el placer de conocerla hace ya algún tiempo cuando coincidimos en el "Asaltablogs".
Desde siempre, nos ha encantado la personalidad chispeante de Eva, su manera de ver la vida, de expresar y publicar sus recetas y ese toque que le pone a todo.
Los que la conocéis ya, sabéis a lo que me refiero, y los que no, no esperéis a pasar por su blog ;)

Como decía, Eva llegó en medio de un tiroteo entre indios y vaqueros. Vale, no había ningún vaquero, eran imaginarios. Y vale, los indios lanzaban flechas. Flechas imaginarias. Pero lo vais imaginando.
En cuanto la vieron, tanto el chef como el pinche olvidaron sus juegos y se relamieron los bigotes. Sabía lo que tocaba y no quedaron ni los restos de estos ricos vasitos que trajo Eva para merendar.
¿Nos acompañáis a probarlos? =)


Nuestra versión


(Receta de Eva)
(Click en la foto para ver la receta de Eva)


~Medio paquete de galletas (tipo Chiquilín)
~250 ml. de leche entera
~3 yemas de huevo L
~70 grs. de azúcar blanco
~40 grs. de harina de trigo
~2 Cucharadas de crema de almendras (Podéis encontrarla en Mercadona)



~Ponemos a calentar en un cazo 200 ml. de leche junto con la crema de almendra, y dejamos que hierva, (reservamos los 50 ml.).

~A parte, mezclamos las yemas, el azúcar y la harina, y echamos los 50 ml. restantes de leche que nos ayudarán a mezclarlo todo bien.

~Añadimos la leche que ha hervido de golpe, sin dejar de remover con unas varillas. Revolvemos un poco más y echamos esta mezcla de nuevo en el cazo, a fuego bajo.
No dejaremos de revolver en ningún momento, especialmente el fondo, para que no se nos pegue.

~Vamos aumentando poco a poco la temperatura, sin dejarla muy alta y sin dejar de revolver. Cuando haya espesado y empiece a "burbujear", revolvemos un par de minutos más y apartamos del fuego. 

~Dejamos templar un par de minutos.


~1ª Capa: Trituramos las galletas hasta dejarlas bien finitas (podéis dejar trocitos más grandes si os gusta), y lo ponemos en el fondo de los vasitos. Reservamos un poco para hacer la 3ª capa.

~2ª Capa: Echamos parte de la crema con cuidado y damos ligeros golpecitos.

~3ª Capa: Repetimos la capa de galleta.

~4ª Capa: Repetimos la capa de crema y damos ligeros golpecitos de nuevo. Podéis llenarlo hasta arriba, como hemos hecho nosotros, para echarle luego azúcar por encima y requemarlo, o podéis dejarlo más llano y echarle otra decoración por encima, como galletitas o caramelo =)




1. Para empezar con la entrevista y que nuestros dulceros te conozcan mejor, háblanos un poco de ti.
"No me gusta hablar de mi ¿puedo mentir? Soy alta, rubia y rica...
Vale, va: Me gusta cocinar, pasear en moto, hacer senderismo y mirar el mar"


2. ¿Qué te llevó a crear el blog, y qué es lo que más te gusta de tenerlo?.

"Un curso de empresa. Me enviaron para aprender sobre las nuevas tecnologías y era un ejercicio.
Lo que más me gusta es que con él consigo hacer recetas que de otra forma no haría, usar ingredientes y probar cosas nuevas. "


3. ¿..Y lo que te gusta menos?.
"Las redes, compartir, etc."
 

4. Si solo pudieses escoger un hobby, ¿cuál sería?.
"Uf, uf y reuf…
Tengo muchos, pero creo que andar; andando se pueden hacer muchas más cosas: fotos, disfrutar al aire libre, escuchar música, comer en diferentes lugares, conocer ciudades y sus gentes."

 

5. ¿Cuál serían tu plato y tu ingrediente favoritos?
"El plato elijo unos buenos macarrones al horno con carne y chorizo, gratinados.
Mi ingrediente es la harina."

 

6. Si pudieses prepararle tu plato estrella a alguien famoso, vivo o muerto, ¿a quién elegirías?.
"No me interesan los famosos, prefiero preparárselo a una persona amada, ya sea familia o amiga/o, eso me haría más feliz."
 

7. ¿Y cuál sería ese plato estrella que le prepararías?.
"Un buen pan,  sencillo pero que en realidad con todo su aroma, textura crujiente, es algo más que solo pan. Es el aroma del hogar."
 

8. Tu bebida favorita.
"El agua, fresquita, pero no fría."
 

9. En la cocina, ¿qué crees que te caracteriza?.
"Creo que recetas sencillas, casi siempre, ya que no me gusta complicarme, ni los adornos en el plato."
 

10. ¿Qué es lo que más te gusta de nuestro blog?.
"Las fotos son maravillosas, con esa luz y composición. Y vuestras historias que me leo encantada."
 

11. Si pudieses ser una canción, serías…
"Depende de mi estado de ánimo, pero una que siempre me gusta es: “Sin aliento estoy” de Danza Invisible. https://youtu.be/mgjPvylAFdc
(Yo pensaba que me gustaban todos los estilos musicales: clásico, opera, zarzuela, pop, heavy metal, reggae, rock, blues, jazz, folk, fado, hasta que llegó la música Máquina y más tarde el reggaeton)."

 

12. Y si pudieses ser una película…
"Up. "
 

13. ¿Y tu libro favorito?.
"Matar a un Ruiseñor de Harper Lee."
 

14. ¿Sueñas con viajar a algún lugar?.
"Si, Asia (toda)."
 

15. Por último, cuéntanos cuál es tu postre favorito.
"Mouse de chocolate."



Con el chef y el pinche preparaditos para dormir, (al cierre de este post), agotados después de un día de juegos, merienda y dulces, nos despedimos hasta la semana próxima.
Sí, sabemos que estamos publicando cada 15 días, pero ha sido por falta de tiempo. Prometemos volver todas las semanas =)

¡¡Feliz martes, dulceros!! Sed felices.
¡¡Abrazo de osete-indio!!

Honey Kiss