martes, 3 de octubre de 2017

Postres de la infancia III - Dalkys de chocolate

¡¡Dulceros!!
Aquí estamos una vez más para traeros una de nuestras versiones de "Postres de la infancia". Al estilo casero, por supuesto. Porque si algo nos gusta en "Cuky's Cookies" es las cosas hechas en casa, con mimo y cariño. Y toneladas de azúcar, pero eso por descontado.
No sé si os pasará a vosotr@s pero, al chef y a mí nos gusta hacerlo todo en casa. Intentamos no comprar nada hecho porque, todo lo de casa sabe mejor y además, siempre sabes lo que lleva. Eso te da tranquilidad.
El chef se está volviendo un poco "repunante" con esas cosas...Pero, qué le vamos a hacer...Se está haciendo mayor.
El que se come todo lo que encuentre es el pinche. Ya sea una galleta, o el papel albal que la envuelve. No tiene filtros... Cuky dice que hay que pulirlo. De eso ya se está encargando él.


El caso es que, nos dimos cuenta que habíamos dejado esta sección, que empezamos hace tiempo, un poco apartada. Y, como nos encanta versionar los postres que más nos gustaban en la infancia, no podían faltar unos dalkys de chocolate. Conocidos en el mundo entero, (o en España por lo menos).
Seguro que os suenan estos "yogures". De pequeña me encantaban. Y, como siempre fui un poco especial para comer, intentaba comerme antes el chocolate que la mousse de nata que había por encima, (porque quería dejar lo más rico para el final)...Ya os podéis imaginar el percal: Chocolate abajo, nata encima...Pero me gusta ponerme retos.
Igual que el chef que quiso elaborar él mismo estos vasitos, intentando ser lo más fiel a los originales. Y lo consiguió.
Tanto que los vasitos volaron prácticamente la misma tarde de hacerlos. Pero es que son adictivos. Y quien los haya probado, lo sabe. No puedes conformarte con uno solo...Siempre acabas comiendo otro, (por lo menos).

Si sois unos amantes de los dalkys y/o de los postres comerciales caseros ;) Coged papel y lápiz que esta receta es súper sencilla y rápida de hacer ^^

 
~200 grs. de Chocolate con leche (para postres)
~50 grs. de Chocolate negro (para postres)
~30 grs. de cacao en polvo desgrasado
~3 yemas de huevo L
~50 grs. de harina de trigo
~1/2 de leche entera
~200 grs. de azúcar blanco

 ~300 ml. de nata para montar (con al menos el 35,1% de materia grasa)
 (Nosotros utilizamos siempre la de Central Lechera Asturiana)
~2 claras de huevo L
~175 grs. de azúcar blanco

~Por un lado, mezclamos el azúcar y las yemas bien, y añadimos la harina y el cacao, ya tamizados y poco a poco, sin dejar de remover bien con unas varillas, para evitar los grumos.

~A parte, calentamos la leche en un cazo hasta que hierva y la añadimos a los chocolates troceados, poco a poco, sin dejar de remover hasta que se disuelvan y se integren bien, quedando una mezcla espesa y homogénea. Ponemos a calentar de nuevo a fuego medio, un par de minutos.
A continuación, añadimos esta mezcla de chocolate a nuestra mezcla de azúcar, de golpe, removiendo bien para que se integren y volvemos a poner todo en el cazo para llevar al fuego, a temperatura baja mientras removemos con unas varillas.

~Aumentamos la temperatura a media, sin dejar de remover con las varillas enérgicamente. La mezcla se irá espesando. Harán falta unos 10 minutos para que coja cuerpo. En todo este tiempo, no podemos dejar de remover, sobre todo en el fondo y los bordes, ya que, puede que se nos pegue al cazo. Hay que tener mucho cuidado.

~Pasasdo este tiempo y, una vez que nuestra mezcla haya espesado, apartamos del fuego y vertemos sobre una fuente que taparemos con papel film para evitar que nos cree costra. Dejamos enfriar a temperatura ambiente mientras preparamos la mousse de nata montada.


~Por un lado, montamos las claras añadiéndoles la pizca de sal, hasta que estén bien firmes, y reservamos en la nevera.

~Por otro, comenzamos a montar la nata y, cuando coja cuerpo, añadiremos poco a poco el azúcar, sin dejar de batir a velocidad media. Seguiremos batiendo cuando hayamos incorporado todo el azúcar hasta que la nata esté bien firme pero, sin pasarnos, ya que, podría cortarse.

~Añadimos la nata ya montada a nuestras claras, poco a poco y en varias veces, siempre con movimientos envolventes para que no se nos baje la mezcla. Aunque nos lleve más tiempo, es preferible ir echando poco a poco que todo de golpe. 
Cuando la mezcla esté bien homogénea, la pondremos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y estaremos listos para decorar ^^

~Echamos nuestra cremita de chocolate en los vasitos, procurando echar lo mismo en cada uno, dejando un espacio para la nata. Por encima, decoraremos con nuestra mousse de nata y, ¡listos para comer!. Se conservan bien en la nevera hasta 3-4 días, (aunque la mousse no queda como el primer día, es inevitable, va perdiendo aire).

Guau, guau, guauuuuu, que diría Joaquín Luqui...Ay, ay...Estos dalkys me trajeron por el camino de la amargura-dulce, ¡gruff!. No porque no estuvieran buenos, que lo están, sino porque se comen solos...Y no empachan...Al principio..¡gruff!. Por eso después del sexto, me tuve que tomar un almax forte, para poder seguir comiendo. El resultado es que tengo que probar a hacer los de fresa, ¡¡guau!!.

Si el chef se empachó, el pinche y el niño-grande no se quedaron atrás. La que siempre llega la última en probar es una servidora...Pero ya me vengaré para la próxima....Muajajajaja...

¡Feliz semana, dulceros!
¡¡¡¡Abrazo de osete chocolatoso!!!!

Honey Kiss.