domingo, 25 de junio de 2017

¡Volvemos para ponernos las mallas de asaltadores!

¡¡Hoooola, hoooola, hoooolaaa!!
¡Ya estamos aquí otra vez, dulceros!
Y esta vez volvemos para ponernos por última vez las mallas y el atuendo de chorizos por última vez antes de las vacaciones de verano. Era el primer asalto del pinche-aprendiz Poty y Cuky había creado muchas expectativas al respecto, así que, los dos perrunillos estaban entusiasmados. Perrunilmente.
Cuky tiene alma de profesor nato y está entrenando a Poty para que sea su mano derecha. Hasta unas mini-mallitas le compró para la ocasión. Unas a juego con las suyas. Y los dos estaban como dos cromitos peluditos. ¡Para achucharlos!.

Habíamos estado de vacas en el sur y Cuky había perdido la carga de las pilas perrunas por culpa del calor, (a los dos nos gusta más bien poco.  Poty lo llevaba mucho mejor), así que, al volver al norte, necesitaba un buen chute de dulces para ponerse manos a la obra con el asalto de nuestra paisana Belén, que también es de Asturias. Por lo que el asalto nos hacía especial ilusión.

 
Ahí estaban mano a mano Poty y Cuky maquinando el plan de asalto sobre el escritorio del chef cuando los encontré. Estaban tan enfrascados que no quise molestarlos. Les llevé unas tacitas de chocolate y los dejé a lo suyo, esperando que el chef no liase ninguna de las suyas. Por suerte, no la lió.  Es más, no me enteré ni del asalto. Un buen día por la mañana, me levanté y estaban dormidos como benditos, (cosa rara porque siempre suelen estar tocando las naricillas a primera hora, hasta que me despiertan). De primeras no me extrañó, hasta que fui a la cocina y vi sobre la mesa restos de miguillas, un par de tazas y lo que parecía haber sido un asalto muy bien perpetrado: Este bizcocho de quesitos y almendras que os traemos hoy. Porque otra cosa no pero, el dulce y el queso nos encanta. Así que el chef tenía claro desde el principio qué debía chorizarle a Belén y cómo debía hacerlo... Cuando se levantaron, entre los dos acabaron con lo que quedaba de bizcocho. Estaban hechos polvo después del asalto así que, volvieron a dormir toda la tarde. Y el pobre niño-grande, se quedó sin probar bizcocho... Un día de estos tendré que prepararle arroz con leche para resarcirle.       
El toque de Belén

Os preguntaréis que qué tal el chef y el pinche por tierras andaluzas. Qué tal llevaban los calores y esas cosas... Y la verdad es que mal y bien. Mal el chef, medianamente bien el pinche. Y yo mal, mal. Tan mal que volví tan cangrejil como John Lennon cuando se dejó caer por tierras almerienses. Sí, estuvimos en Almería, y en el mismo pueblo que pisase John Lennon 50 años antes, por lo que me hizo especial ilusión, pero es que con el calor no me apetecía ni moverme. El chef y yo somos más de frío, de taza de chocolate y de manta. Y de tener un color blanco brillante (y manchitas color canela). Poty se ve que el color lo coge bien y de vez en cuando se dejaba poner al sol, donde se quedaba un ratito durmiendo. Para comerlo.

~10 quesitos (tipo "El Caserío)*
~250 ml. de leche entera**
~150 ml. de aceite de oliva suave
~4 huevos L
~200 grs. de azúcar blanco
~100 grs. de azúcar moreno***
~350 grs. de harina de trigo común
~150 grs. de almendras machacadas
~1 cucharadita rasa de levadura química (tipo royal)

Notas:
*Belén puso 8 quesitos en su receta
**Leche desnatada en la receta original
***Como somos unos dulceros empedernidos, teníamos que añadir otros 100 grs. más de azúcar, y qué mejor que el moreno, que le pone un toque acaramelado muy rico ;)


~Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde (nosotros utilizamos uno de bundt muy cuco que a Poty le hacía mucha gracia. No tenía él muy claro cómo quedaba la forma de rosita en el bizcocho, piensa que es "magia").

~Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve. Reservamos.

~Batimos las yemas por otro lado con el azúcar, al menos 5 minutos, hasta que espumen y se vuelvan esponjosas, y vamos añadiendo los quesitos uno a uno, sin dejar de batir. Añadiremos el siguiente cuando el anterior esté bien integrado en la masa, para evitar grumitos.

~A continuación, añadimos el aceite en hilo, sin dejar de batir a velocidad media. Y seguimos añadiendo la leche de la misma manera.

~Por otro lado, tamizamos la harina y la levadura y la añadimos a nuestra mezcla anterior, esta vez, revolviendo ligeramente, para que se incorpore, sin añadir aire a la masa.

~Bajamos la temperatura del horno a 170º sin ventilador, o 160º con ventilador, vertemos la masa en nuestro molde ya engrasado, le damos unos golpecitos para quitar las burbujas, y horneamos a esa temperatura durante unos 50-55 minutos (el tiempo dependerá del horno), o hasta que al pinchar con un palillo  veamos que sale seco.

~Pasado este tiempo, sacamos el bizcocho con cuidado del horno y dejamos enfriar 10 minutos sobre una rejilla antes de desmoldar. El nuestro al ser un bundt deberá hacerse con más cuidado, dándole unos ligeros golpecitos antes de darle la vuelta con mucho mimo.

Es un bizcochete denso pero muy dulce, ¡guau!. Las almendritas le dan el toque crujiente y muy a mi pesar, no sabía a quesitos..¡Pero bien rico que estaba!. Le doy 7 guaus.

Como apunta el chef en su valoración, es un bizcochete denso, por los quesitos, pero muy dulce y con un sabor especial, y las almendras le dan un toque muy rico. Sólo os falta un vasito de leche fresquita para degustarlo y esconderos del chef y el pinche para que no os lo roben, como al pobre niño-grande.

Esperemos que no estéis pasando mucho calor con esta ola de calor (valga la redundancia), o que tengáis a mano un buen abanico/aire acondicionado/abanico/hielo/loquesetercie. El chef ya está pensando en hacer helados para este verano...A ver qué sale de ahí, miedo me da.

Sed felices y pasad poco calor ;)
¡Feliz verano!
¡¡Abrazo de osete veraniego!!
Honey Kiss.


jueves, 8 de junio de 2017

¡¡Nos vamos de vacas!!

¡¡Hola dulceros!!
Hoy no venimos con receta porque tenemos puesto el modo vacaciones "on" y el chef y el pinche Poty están preparando ya sus mini-maletas-perrunas para irse unos días a tomar el solecillo, que a ellos les encanta pero a mí me da pereza...Qué queréis que os diga, soy más de frío, pero el sol también alegra..La terracita, los cócteles y las bebidas frías, los helados, los paseos veraniegos,...Al final el verano también tiene su lado bueno.

Nos veréis pronto, no os preocupéis. Os traeremos un par de recetillas más antes de cerrar por verano (porque luego no hay Dios que encienda el horno, me entendéis seguro). Entre tanto, sed felices y comed muuuuchos dulces, dad paseos veraniegos y tomad cositas fresquitas ;)

¡¡Abrazo de osete de vacaciones!!
Honey Kiss.

 

martes, 30 de mayo de 2017

Surprais dulce y perrunil

Si hay algo que nos gusta mucho en casa son los donuts.
No sé si os pasaría a vosotr@s pero, hubo una temporada, años-a, en la que habíamos dejado de comerlos.Se dice, se cuenta, se rumorea que el abuelo-donut había cambiado la receta y que ahora, volvió a cambiarla, con más éxito, está claro. Nosotros le damos el visto bueno.  Varias veces.

Los que más nos gustan son los clásicos de azúcar aunque, haciendo honor a nuestra querida amiga pantera rosa, (íntima del chef, podéis ver cómo se conocieron AQUÍ), probamos los donuts que llevan su nombre, y oiga, qué cosa más rica. Como una pantera rosa pero en donut. Tal cual. Al niño-grande le encantan.


Pues en estas estábamos, (dándonos un atracón de donuts), cuando al chef, en un delirio de azúcar, se le iluminó la bombilla perruna y se fue corriendo a su escritorio perrunil personal (donde elabora todas las malvadas y calóricas recetas engordantes), para elaborar la receta que os traemos hoy.

Poty, (que lleva poco en la familia y en la cocina, pero que ya no se pierde una), se fue corriendo tras su hermanito mayor para tomar buena nota de todo lo que hacía. Es su fan namber wan y quiere seguir todos sus pasos. Allí se pusieron pata a pata a elaborar la receta. Luego, no me dejaron ni tocar la masa...Todo lo hicieron ellos porque querían darnos una receta al niño-grande y a mí. Más ricos ellos... Según Cuky, Poty apunta maneras y tiene madera de chef. Pero a mí me huele a que lo puso a fregar platos como en los restaurantes...El próximo día les pongo una cámara.



(Molde de bundt grandote):

~4 huevos L
~250 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
~400 grs. de azúcar blanquilla
~100 ml. de nata para montar
~125 ml. de leche entera
 ~2 cucharaditas de vainilla en pasta
~350 grs. de harina de trigo
~1 cucharadita de levadura química (tipo royal)
~2 vainitas de cardamomo
~Una pizca de sal
~6 donuts de azúcar

Para la decoración:

~300 grs. Azúcar glass
~Agua

                   
~Precalentamos el horno a 180º sin ventilador, con calor arriba y abajo, o 170º con ventilador.

~Por un lado, y con la mantequilla a punto pomada (sacada media hora antes de la nevera, deberá estar blandita pero no derretida), batimos junto con el azúcar unos 5 minutos hasta formar una masa blanquecina y homogénea. 

~A continuación, agregamos la vainilla en pasta y batimos de nuevo. Incorporamos un huevo y batimos e incorporamos el siguiente cuando el anterior se haya incorporado por completo, hacemos así con los 4.

~A continuación, mezclamos la leche y la nata a parte y la echamos en nuestra mezcla en hilo, sin dejar de batir, a velocidad media. Seguimos batiendo después de incorporar el líquido un par de minutos más.

~A parte, sacamos las semillas del cardamomo y machacamos en un mortero. Tamizamos la harina, la levadura y la sal y echamos las semillitas encima. Echamos esta mezcla en tres veces en nuestra mezcla de ingredientes húmedos y removemos tan sólo para que se mezcle bien, sin incorporar más aire. 

~Por último, añadimos los donuts que habremos picado en una picadora o a mano (podéis dejar algún trocito más grande, como han hechos los perrunos para encontrároslo en el bundt. La verdad es que es una sorpresa muy rica ;) ).

~Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno donde estará unos 45-50 minutos (este tiempo depende del horno, podéis aseguraros pinchando con un palillo y viendo si sale seco).

~Pasado este tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar el bundt sobre una rejilla 10 minutos antes de desmoldar, dándole unos pequeños golpecitos y un par de meneos. Giramos con cuidado y...¡voilá!, tenemos un bundt-donut ;). Dejamos enfriar antes de echar por encima nuestro glaseado:

~PARA EL GLASEADO: Vamos echando cucharaditas de agua en el azúcar glass y removiendo hasta obtener una mezcla líquida pero espesa, como un yogur batido. Cuando nuestro bundt se haya enfriado, echaremos con un pincel por encima nuestro glaseado. Podéis glasearlo dos veces si sois unos golosones como nosotros.


Los cocineros perrunos le dan 9 guaus a este bundt de donuts. Casi no lo dejamos ni enfriar...Le echaron el glaseado por encima y nos lo trajeron en seguida para darnos la sorpresa y probarlo todos juntos. 
Tenemos ganas de volver a repetirlo. Es un bundt que tiene ese toque a donut tan especial. Además, se conserva bien varios días. Ideal para una buena merienda, como nos gusta a nosotros ;)

Con este bundtcake participamos en #Lomejordelmes #SundaysTime #Encuentrosdedomingo #Lomejordemayo
de Rocío, Kid's & Chic ^^


¡¡Abrazo de osete donutete!!
Honey Kiss.



martes, 16 de mayo de 2017

VIII Merienda con Cuky: Mª Carmen - "Mi dolce paradiso"

Ay...dulceritos, dulceritos...
El otro día tuvimos una pérdida dulce...Se nos cayó todo el bote de vainilla en pasta al suelo.
Abierto. 
Bueno "se me cayó". 
El chef quiere clarar que se me cayó. 
A mí. 
Él no tuvo la culpa. 
Por una vez.

Hallábame yo en la cocina haciendo las galletas de la mirienda cuando dejé el susodicho bote de vainilla abierto sobre la encimera. Poty andaba jugando con su nuevo huesito todo emocionado cuando pasó corriendo entre mis zapatillas, tropecé y zassss... Me agarré a...A nada, le di al bote de vainilla que estaba abierto. 
Como tenía que pasar, claro, porque toda ley de Murphy afirma que si tienes un bote abierto, lo tirarás ipsofacto. Y no te quedará en el bote ni una gota.

Por suerte, ya había acabado de hacer las galletas pero...Ay, qué penita de bote. Y de vainilla...Con lo rica que está...

-¡¡Esto va a salir de tu paga!!.-Me dijo el chef asustado.
-¿Qué paga?, si no me pagas.
-Bue..bueno, lo....lo que sea, no me contradigas.


Y esta vez, tuve que limpiarlo yo, también. Eso no cambia.
En un ratito venía nuestra invitada, Mari, del blog "Mi dolce paradiso", y debíamos tenerlo todo listo. Por suerte, el chef le echó un buen ojo a las galletas...Creo que más bien porque esperaba probarlas sin dejarlas enfriar, tal cual saliesen del horno, pero le doy un voto de confianza y supongo "oficialmente" que lo hacía con buena fe.

http://cukyscookies.blogspot.com.es/p/merienda-con-cuky-segunda-temporada.html

Nuestra compi de "Mi dolce paradiso" llegó cargadita de una rica merienda y de un montón de DVD's, para sorpresa del chef, que ya no usa ese formato. Él es más de Ipad.
Pero claro, el chef curioso es un rato, así que, nada más recibirla, como buen anfitrión, se fue (sin quitar ojo a las galletas que había sobre la encimera, la segunda remesa, la primera se la había comido según salió el horno...no os había dicho yo que...), a olfatear entre los DVD's a ver qué se cocía y puso los ojos como platos cuando vio la serie completa de "Friends".

 http://midolceparadiso.blogspot.com.es/
  Mari es "fans" total de Friends, como nosotros, así que, se traía la serie completita y un rico cheesecake al más puro estilo "New York" para merendar aquella tarde...Y ya se tenía ganado al chef, ya servidora. Porque otra cosa no pero los cheesecakes nos enamoran. Friends+cheesecake+cookies= Combinación perfecta. Me encantan estas ecuaciones dulces.

No podéis perderos el blog de nuestra dulce invitada que es, como nosotros, una amante de los cheesecakes y de los dulces más pecaminosos que siempre hace con mucho mimo y con algún vídeo que lo explique todo genial. A nosotros nos encanta ^^


Chocolate Chip Cookies
Receta de Mari - "Mi dolce Paradiso"

http://midolceparadiso.blogspot.com.es/2015/03/chocolate-chips-cookies.html
(Click en la foto para ver la receta de Mari)

(Versión Cuky's Cookies)
~150 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
~1 cucharadita de vainilla en pasta
~100 grs. de azúcar blanco
~1 huevo L
~Una pizca de sal
~200 grs. de pepitas de chocolate con leche
~190 grs. de harina de trigo común

~Mezclamos a mano la mantequilla con el azúcar hasta hacer una masa.

~A continuación, añadimos el huevo y la vainilla en pasta y amasamos de nuevo.

~Añadimos ahora la sal y la harina, poco a poco, mientras seguimos amasando. 

~Por último, añadimos las chips de chocolate, reservando unas pocas para decorar cuando tengamos las galletitas hechas.
Nos quedará una masa que ya no se pegará mucho a las manos, pero aún no es manejable, por lo que tenemos que dejarla en la nevera, envuelta en papel film, 30 minutos al menos.

~Mientras dejamos la masa en la nevera, precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo sin ventilador, o 170º sin ventilador.

~Una vez pasada la media hora, sacamos la masa de galletas en la nevera y hacemos bolitas del tamaño de una pelota de golf (más o menos) y las vamos poniendo sobre la bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

~Horneamos a la misma temperatura unos 12-15 minutos o hasta que las bolitas tomen forma de galleta y se doren. Aún estarán blanditas cuando las saquemos del horno así que, deberemos dejarlas enfriar antes de manipularlas.
¡¡IMPORTANTE!! Antes de que se enfríen, deberemos colocarles las chispitas de chocolate que reservamos por encima.


Aquí tenéis la entrevista con Mari para que podáis conocerla un poquito más:

1.Hola Mari ¡gruf!. Cuéntanos un poquito de ti entre galletita y galletita.
"Pues nada, un poquito acerca de mí: Me llamo Mari Carmen Zambrano, aunque todo el mundo de confianza me llama Mari y por eso firmo así todas las entradas de mi blog. Tengo 34 años y soy de Córdoba. Estudié Magisterio de Educación Física y también Psicología aunque, por lo menos de momento, no he podido desarrollarme profesionamente en esos campos. Soy una gran amante de los animales y por ello tengo un amigo gatuno llamado Gominola (me dijeron que era hembra y cuando descubrí que no, se quedó con el nombre de Gomi 😂 ) Además de disfrutar mucho con la repostería también me encanta tejer y por eso tengo otro blog llamado Aguja Lanera en el que enseño trucos tejeriles y comparto patrones."

2.  ¡Gruff!, sabía que nos íbamos a llevar bien, y cuéntame, ¿qué te llevó a crear el blog?.
"Empecé con mi blog a raíz de interesarme muchísimo por la repostería anglosajona a través de internet. No paraba de preparar y probar recetas y por eso decidí compartir lo que iba haciendo y aprendiendo. Lo que más me gusta de tener el blog es que otras personas te cuenten lo que han disfrutado preparando o comiendo tus recetas y también porque a veces pasa, lo que no les ha ido bien de alguna elaboración para así ir mejorando y aprendiendo más. También es muy satisfactorio para mí tener una recopilación de todo lo que horneo".

3. ¿De dónde te viene esta pasión por la cocina, guau?.
"Creo que mis primeros recuerdos son con mi madre, en la cocina, mientras ella preparaba la comida para toda la familia. Recuerdo los sonidos, los sabores y cómo me dejaba probar todo lo que pedía. También cómo mi madre me preparaba un mejunje a base de harina y agua en el morter para que la "ayudara" a majar. Creo que desde entonces empecé a desarrrollar mis sentidos en torno a la comida y de ahí viene mi pasión por la cocina".


4. Y ahora, cuéntanos...¿cuál es tu platazo estrella?, ese con el que te gusta lucirte, ¡guau!. ¿Hay alguno que te encante?.
"La verdad es que no creo que tenga un plato estrella pero, a mi fotógrafo le gusta mucho la carbonara que preparo y mis amigos suelen disfrutar mucho con las quiches.
Mi plato preferido es la pasta. Pasta a todas horas, de todas maneras y en cualquier momento. Eso salado. Con respecto al dulce, yo por una tarta de queso: MA-TO."

5. Como me olía...¡¡gruff!!. Yo también mato por una tarta de queso,¿quién no?, ¡gruff!. ¿Tienes algún desastre en la cocina que nos quieras contar?.
"Ha habido varios. Entre ellos, bizcochos calientes que se te resbalan y acaban en el suelo hechos trizas, tuppers de caldo que se te resbalan de la mano y provocan tsunamis en la cocina y una pasta con m&m que una vez encontré en el horno cuando yo esperaba encontrar unas cookies perfectas".

6. Ajam....Lo típico, vaya. Nada que una buena bayeta vileda no pueda arreglar... Y entre todos esos, ¿había algún plato que te diese terror preparar?, ¿algún reto pendiente?.
"Yo no diría miedo, pero sí que doy algo más de lado a preparaciones como los macarons y a las masas levadas (aunque me encantan) porque me resultan más engorrosas de preparar."

7. Te entiendo a la perfección..Y con todo esto...¿puedo deducir que eres más de dulce que de salado, grufff?.
"Yo soy de todo lo que sea comer".

8. Eres de las mías, sin duda, ¡¡guauu!!. ¿Qué ingrediente y qué utensilio no pueden faltar en tu cocina?.
"Harina! Por supuesto!. También cuencos y espátulas de silicona".

9. Y ahora, para ir acabando la entrevista y las cookies...Cuéntanos, ¿qué es lo que más te gusta de tu blog?, ¿y del nuestro?.
"Como ya os he dicho, me encantan los animales, así que, sin duda, lo que más me gusta de vuestro blog, además de las deliciosas recetas, es el chef! Cuky!, y la nueva incorporación, el pinche Poty. Me encanta que la pinche Kim los haya involucrado en su proyecto bloguero".

10. Mari, así entre nosotros, ¿qué música escuchas?.
"Creo que la banda sonora de mi vida está a cargo de "Pereza" y también los "Rollings", aunque he de confesar que para cocinar escucho más podcast. Soy una friki del terror en todos los sentidos: cinéfilo, literario, etc... Así que, para cocinar, suelo escuchar podcast de programas de misterio, cine de terror, etc....Friky total!."


  De friki nada pero de encantadora un cacho laaaargo, laaaaargo. 
Como veis, Mari es un amor de chica, además de una cocinera 10. Hemos pasado una tarde súper entretenida y súper bonita con ella. Un amor total.

Tanto, tanto nos divertimos. Y tanto, tanto nos empachamos, y para tanto dio la serie que, para
cuando llegó el niño-grande, estábamos ocupando todo el sofá, con migas de las galletas por todas partes, un cheesecake del que solo quedaba el olor y la mitad de la serie vista... Suerte que me había guardado una tercera remesa de galletas lejos de las patitas del chef para que el pobre niño-grande pudiese probarlas...

Y del bote de vainilla ni rastro, claro...Nos toca hacernos con uno tamaño industrial al que le tenemos echado el ojo...Otra cosa será buscarle sitio en la despensa, pero de eso ya nos ocuparemos.

Tenéis que probar estas galletas porque son INCREÍBLES. Así, con mayúsculas y todo.

Con esta receta, participamos en #Encuentrosdedomingo #Lomejordelmes #Lomejordemayo #Sundaystime
de Rocío, Kids&Chic



¡¡Abrazo de osete fans-cheesecakero total!!
Honey Kiss.